miércoles, 19 de noviembre de 2008

Mi vida en Montreal II

Voy a continuar con mi historia en Montreal, Canadá.
Al llegar Pedrito a mi casa, también llego la compañía de una prima mía que iba a Montreal a aprender ingles y francés y se fue a estudiar por 6 meses. No lo voy a negar, fue MUY difícil, pues estábamos acostumbrados a vivir solos, y empezar a tener un "room-mate" no fue fácil, se aprendió a manejar pero casi no se logra. Ese mismo año, mi papa se devolvió para Colombia y fue muy triste verlo irse, pues a pesar de todo era la única familia que teníamos cerca y no puedo negarlo, fue un apoyo maravilloso y grandísimo sobre todo en los momentos en lo que más se necesita la familia, como nuestro matrimonio y la perdida de Sophia.
Paso el año, hicimos una SUPER rumba en la casa de navidad y año nuevo, y empezamos un nuevo año, el 2004.
Este año fue uno de los mejores, pues fue cunado mas gente conocimos. Teníamos un grupo súper chévere de gente con la cual todavía tengo contacto y a los que quiero con toda mi alma pues se convirtieron en nuestra familia en Montreal. En el grupo había colombianos, venezolanos, argentinos, mexicanos, rumanos, quebecos, en fin éramos un grupo multi-cultural.
No puedo dejar de nombrar a nuestros primeros amigos en Canadá, Johana, Giancarlo, Octavio y Mercedes. Dos parejas espectaculares, una Colombiana y la otra Mexicana de la cuales aprendimos mucho. Con una pareja seguimos en continuo contacto, tienen un hermoso hijo, hoy viven en Calgary y les esta yendo de maravilla, pero desafortunadamente el haber tenido que regresar a Colombia hizo que perdiéramos contacto con la otra. Sabemos que tienen una hermosa hija y les deseamos la mejor de las suertes.
Con el tiempo fui conociendo mas y mas gente y no quiero que se me4 escape ninguno. El vecino, que fue la persona que nos presento a la mayoría de los que hoy en día conocemos, padrino de mi hija mayor, y hasta "room-mate" de nosotros, Jana, una persona maravillosa, no tengo palabras para describir lo que ella nos ayudo en momentos difíciles.
Mónica S. La mejor amiga de todas, tiene dos hermosas hijas, de las cuáles solo conozco a la grande, y quien me enseño el verdadero sentido de la vida, a ella le debo mucho y es con una con las que mas contacto tengo.
Jason y Rebecca... que familia y que amigos. En momentos difíciles nos hicieron parte de sus grandes familias y nos acogieron como si fuésemos un hijo más.
En fin, me gustaría describirles y contarles de todos y cada uno de ellos, pero creo que los aburriría y la verdad son temas que aun no soy capaz de tocar a fondo pues me ponen bastante nostálgica y la tristeza me invade.
Este año trabaje en el mejor bar-restaurante de sushi en todo Montreal. Sushi bar KIM en el centro comercial de Westmount. Es el mejor sushi que he comido y se los recomiendo a todos. Se acordaran de mi cuando lo pruebren.
Ese año, Jason y Rebecca se casaron, fue una ceremonia religiosa muy bonita y después hubo una fiesta súper chévere. Pasamos delicioso.
El tiempo fue pasando y para el 28 de diciembre nos llego la carta de Inmigración Canadá diciéndonos que deberíamos regresar a Colombia para continuar con el proceso de inmigración desde allí, así que armamos maletas, guardamos lo que pudimos, vendimos otro poco y lo que sobro se regalo.
Tuvimos muchas despedidas por parte de todos nuestros amigos y volvimos a Colombia en Enero de 2005.
Creo que esa es mi vida en Canadá bastante resumida.
Espero les haya gustado y se que pronto podré empezar una nueva vida.

Después les contare un poco de lo que ha sido mi vida en Colombia desde que llegue.

2 comentarios:

hanniani dijo...

Que Dios Bendiga su regreso!!!

EDGAR dijo...

Hola Viana, empecé a leer tu blog y me gustó la forma de contar tus experiencias.
Adelante y éxitos.

Saludos de un paisano colombiano.